Archivo de la categoría: Réplicas

Replicas de artículos de películas o televisión.

Puente autoportante de Leonardo da Vinci

He aquí una manualidad rápida de las de pasar la tarde y si tenéis niños aprovechad para que disfruten aprendiendo, que no es cuestión de darles una clase de resistencia de materiales….pero algo queda.

Curioseando como siempre por internet, y como suele ocurrir, buscando otra cosa, fui a dar a éste blog de un profesor de tecnología:

http://pelandintecno.blogspot.com.es/2013/01/puente-autoportante-de-leonardo-da.html

Nuestras felicitaciones al autor de este blog, ojalá todos los profesores (afortunadamente conocemos muchos casos) se esforzaran tanto por hacer comprender a los niños los conceptos de una manera tan interesante.

El puente en cuestión ideado por Leonardo da Vinci, aparece en el Códice Atlántico Vol. 1 folios 69r y 71v. (1483- 1518 Biblioteca Ambrosiana de Milán). Se trata de un puente diseñado para la guerra, liviano, cuya principal característica es que se sostiene sólo por la distribución de cargas entres las traviesas ingeniosamente encajadas entre sí, sin ataduras ni clavos.

Éste es el dibujo que se conserva:pl (Large)

Aquí tenéis un plano:

piezas (Large)

sierra (Large)

He utilizado dos perfiles de sección circular, de 12 y 6 mm de diámetro. Para hacer los encajes usé la sierra circular colocando la hoja a 6 mm para que hiciese el hueco necesario para los «peldaños» sin cortar la pieza entera.

palitos (Large)Aunque es relativamente sencillo, en el caso de utilizar todas las piezas cilíndricas, hay que tener cuidado de que los cortes queden en puntos diametralmente opuestos, ya que si nos desviamos, las piezas no encajarán, de manera que para empezar sería más sencillo que las piezas que hacen de «patas» sean de sección cuadrada. Se pueden cortar con segueta y retocarlas con una lima.
En mi caso usé la máquina circular, para hacerlo más rápido

Aquí un croquis del montaje:

montaje (Large)

Tengo que disculparme por la calidad de las fotos, en principio hice esto como entretenimiento personal sin documentarlo debidamente.

Y el puente montado:

pl4 (Large)

Después me animé a hacerlo con todas las piezas del mismo diámetro porque me parecía una solución más elegante. En este caso no podemos hacer los cortes de la profundidad suficiente como para que encajen enteros, sólo la mitad, de manera que además de ser un ingenioso ejemplo de distribución de cargas se convierte en un divertido pasatiempo a la hora de montar, como un castillo de naipes.

puente leonardo con palitos (Large)

Leonardo diseñó el puente para la guerra, ya que era fácil de montar y sacaba partido del factor sorpresa. Para nosotros es un juguete que nos ayuda a ejercitar nuestras habilidades manuales y nuestra paciencia.

Una amiga que quería hacerlo con su hijo que no tiene edad como para andar con sierras y demás (a parte de que un día cualquiera no tiene uno perfiles de madera por casa), me preguntó si se podría hacer con pajitas de refresco. Pues aquí veis que sí, así que ya no hay disculpa para hacerlo y pasar un rato entretenido. (Los cortes para encajar los peldaños los hice con unas tijeras y en forma de V ).

puente leonardo con pajitas (Large)

Como grabar latón. El colgante de Kit, (Embrujadas)

Nos encanta cuando alguien lee nuestro blog y nos pregunta si podríamos hacer algo que a nosotros no se nos habría ocurrido. Cuando se da el caso y es algo que esta dentro de nuestras posibilidades enseguida nos ponemos a ello.

Resulta más divertido cuanto menos conocemos la técnica que vamos a necesitar. Así sea cual sea el resultado final, y lo quiera o no el potencial cliente habremos aprendido algo nuevo y este es el caso que os contamos hoy.

Un día recibimos una petición, nos preguntaban si podríamos hacer el colgante Kit, el gato de la serie Embrujadas. Tras una rápida búsqueda en google vimos que era este:

Kit, el gato de Embrujadas
Kit, el gato de Embrujadas

Manos a la obra. Conseguimos un poco de latón e investigamos con qué lo podíamos grabar. Es frecuente entre los artistas utilizar Ácido Nítrico (rebajado) pero hemos preferido decantarnos por el Cloruro férrico, porque no emite vapores y no es una sustancia peligrosa. Como no soy quién para dar lecciones de química, os pongo un extracto de lo que nos cuenta Wikipedia acerca de él:

      «Cuando se disuelve en agua, el cloruro de hierro (III) sufre hidrólisis y libera calor en una reacción exotérmica. De ello resulta una solución ácida y corrosiva de color marrón que se utiliza como coagulante en el tratamiento de aguas residuales, para la potabilización del agua, y en la industria electrónica para el grabado químico de plaquetas de circuito impreso.»

El nuestro proviene de una tienda de componentes electrónicos porque, como hemos visto, se utiliza para fabricar placas de circuito impreso.

Disolución cloruro férrico

Al no tener referencias de la cantidad, lo hicimos como muchas veces…a ojo.  Para la cantidad de agua que veis en la foto usamos 2 cucharadas colmadas. Queda pendiente de futuras pruebas actualizar esto con mejor información.

Es recomendable utilizar agua caliente para favorecer la reacción.

El líquido resultante puede ser reutilizado aunque cada vez que lo usemos irá funcionando peor.

Plancha de latón limpiaPreparamos el latón, sólo una limpieza superficial porque era una placa vieja, muy sucia, y la necesitábamos medianamente limpia para pegar la máscara.

Como habéis podido leer en otros artículos, disponemos de una cortadora de vinilo, así que una vez más hicimos uso de ella para cortar unas máscaras con el dibujo que previamente habíamos desarrollado (vectorizado para que la máquina pueda cortar, no basta con una imagen).

Máscaras de vinilo

Latón con máscarasEstas máscaras son las que evitaran que en la zona cubierta haya corrosión. Hay varios métodos para hacer esto, desde los más complejos utilizando material fotosensible e insoladoras, hasta el más casero de todos que es pintar con un rotulador indeleble la parta que no queramos grabar.

Lo importante en este caso es que quede muy bien pegada al latón, sin burbujas por las que pueda entrar el líquido. Además, cuanto más tiempo esté inmerso, y más profundicen las marcas, será más fácil que se vaya despegando. Aunque en la foto no se ve, la placa también está cubierta por detrás, para que no haya corrosión por ambos lados. Esto ya depende de la pieza que estemos haciendo y lo que queramos conseguir.

Sumergimos la placa en la solución que hemos preparado con agua caliente, y a ser posible, para favorecer el proceso, moveremos el recipiente creando «olas» que vayan limpiando el latón sobrante. Nosotros hicimos esto durante los primeros minutos pero luego lo dejamos aproximadamente una hora para que siguiera haciendo efecto.Inmersión de latón.

Este fué el resultado tras quitar la máscara, y después de limpiarla con limpiametales. (Algodón mágico).

grabadoTras recortar la silueta con un disco de corte para metales en el taladro/multiherramienta adecuado y no poca paciencia, lo pulimos con los accesorios apropiados de dicha herramienta (Pasta de pulir y punta de fieltro)

Como el dibujo está muy marcado es fácil pintarlo y retirar el sobrante de la superficie pulida.

Es aconsejable barnizar la superficie, porque el latón se pone muy feo con el tiempo.

Colgante acabado 2

Colgante acabado

Otra opción que tenemos si sólo queremos matizar el metal previamente pulido es hacerlo a mano con una esponja, aquí tenéis un resumen:

resumen

Lo siguiente que probaremos será hacer dibujos calados. Pronto os lo haremos saber.

Mientras tanto, si os gusta el colgante para vuestro lindo gatito podéis adquirirlo aquí.

Cómo hacer el molde de una cara (Alginato y escayola)

Muchos de nosotros hemos hecho alguna vez en el colegio o en casa una máscara usando vendas de escayola.

Esta vez vamos a ir un poco más allá, sin llegar a utilizar métodos y materiales profesionales como el látex o la silicona, se pude hacer una reproducción bastante fiel de una cara (podríamos haber hecho la cabeza entera, pero lo que nos interesaba en ese momento era la cara y parte de las manos).

Para ello lo que vamos a utilizar es «alginato dental» que es lo que se utiliza para hacer negativos de la dentadura. Es un polvo que mezclado con agua se convierte en una pasta que gelidifica en unos minutos y nos permitirá hacer una sola copia, ya que el molde se estropeará en cuanto acabe de secarse.

Cuando buscábamos información sobre el alginato en todas partes decía «lo puedes encontrar en cualquier almacén de material dental», pero se ve que nosotros éramos los únicos que no tenemos depósitos dentales a la vuelta de la esquina… (De verdad, preguntamos en varios sitios y no era tan sencillo, al menos aquí en Sevilla). Por casualidad conocimos a unos protésicos que nos regalaron un poco, y al final con el tiempo hemos encontrado nuestro proveedor, que también vende online, así que aquí lo tenéis:

http://www.sumbeart.es/53-alginatos

Este proveedor es para comprar en España.

Para los que viváis fuera de aquí recomiendo:

http://www.smooth-on.com/Life-Casting-Alja-/c3_1185/index.html

Que por cierto tienen unos materiales chulísimos, si os interesa alguno el proveedor en España es el del primer enlace que he puesto. (Os doy estos dos enlaces porque son sitio en los que confío, no por que me lleve nada de ellos).

La fabricación del molde es sencilla, aunque os recomiendo que tengáis el material para el vaciado (con lo que se va a hacer la copia) preparado, porque el alginato cuando se acaba de secar, puede resquebrajarse.

1.- Preparar al modelo:

El alginato no representa ningún peligro, pero en el caso de moldes de cara hay que tener en cuenta que el modelo va a estar un rato con la cara completamente cubierta y no se va a poder mover. Es posible que para algunas personas esto represente un problema. Tampoco va a poder hablar, así que conviene estar de acuerdo en alguna seña por si siente la necesidad de que le quitemos la máscara.

Con la cara limpia debemos recoger el pelo y cubrir cejas y pestañas con un poco de vaselina para que no se queden pegadas al molde.

Para que pueda respirar bien podemos poner un par de tubitos en los agujeros de la nariz. Nosotros no lo hicimos, simplemente tuvimos cuidado de no obstruir la entrada de aire, pero insisto en que es recomendable.

2.- El Alginato:

Hay distintos tipos, con más o menos tiempo de trabajo y algunos cambian de color cuando van secando (alginato cromático). Si la superficie de trabajo es grande (como en este caso) no estarían de más unas manos extra para ayudarnos, porque conviene cubrir todo de una vez. Si se hace de varias tandas, el alginato no pega bien sobre él mismo y aparecerán arrugas e imperfecciones.

Mezclamos el polvo con agua muy fría (cuanto más fría más tiempo de trabajo tendremos) en las proporciones que indique el fabricante. Sí, yo lo hago a ojo, pero porque tengo práctica.

Cubrimos toda la superficie de manera uniforme mientras el alginato todavía es una pasta más bien líquida. En cuanto empiece a endurecerse quedarán espacios sin cubrir y en las siguientes fotos veréis lo que pasa en esas zonas.

Dejamos secar unos minutos hasta que haya cambiado completamente de color en el caso del alginato cromático (cuando lo mezclas es rosa y cuando seca se pone blanco) o hasta que se toque y no quede huella (aunque sigue siendo flexible).

Hay que estar atento en todo momento al bienestar de nuestro modelo.

3.- Las vendas:

Si intentásemos quitar ahora la máscara se nos haría pedazos, así que necesitamos algo que haga de caja, o recipiente. Eso lo conseguimos con vendas de escayola, que podemos comprar en cualquier farmacia.

Para colocarlas sólo tenemos que hacer tiras de un tamaño que nos parezca manejable e ir metiéndolas en agua para que se vayan pegando.

Procuramos cubrir toda la superficie, a ser posible en distintas direcciones para hacerlo más resistente, y pasamos la mano por encima de las vendas para extender la escayola y que pegue bien.

En este momento una advertencia: Las vendas tardan más en secar y cuando lo hacen impiden completamente el movimiento, así que hay que asegurarse de que el modelo está en una posición cómoda. Miguel, que fue el modelo en este caso, echó la cabeza hacia atrás para facilitarnos la colocación de las vendas y luego estaba incómodo.

4.- Desmoldado:

Una vez seca la escayola comenzamos con mucho cuidado a desmoldar. Mejor si el modelo puede ir haciéndolo con nosotros para ir a su ritmo y asegurarnos de que no le hacemos daño.

Una vez en nuestras manos observaremos que ha quedado impreso cada detalle. En la foto se produce un efecto óptico por el que parece que estamos viendo el positivo, pero aún no hemos llegado a eso, esta foto es del molde (negativo)

5.- Vaciado:

Hacer moldes y reproducciones es todo un arte, pero en este caso como sólo hemos reproducido la cara, y además el molde es para una sola copia, no hay complicación. De lo único que nos tenemos que acordar es de tapar los agujeros de la nariz, para que no se salga el material.

En nuestro caso, rellenamos el molde con escayola (se puede comprar en cualquier tienda de bricolaje o almacén de construcción) y dejamos secar.

6.- Obtención de la pieza final:

Cuando la copia está dura (aunque aún tenga humedad, con que esté dura basta) podemos ir «pelando» la capa de escayola y la de alginato.

Como veis en las fotos, en las cejas ha quedado exceso de material, eso es porque ahí no aplcamos bien el alginato y quedaron huecos, la escayola es muy fácil de manejar así que podremos arreglar esos desperfectos con una lija y un poco de maña.

Para el proyecto que emprendimos y que no os voy a contar hasta que lo acabemos (de momento está aparcado) necesitábamos también las dos manos. El proceso es el mismo y aquí tenéis un resumen.

Tenemos que agradecer a nuestros amigos Gloria y Juanda que nos prestaron sus manos aquella tarde, nosotros solos no habríamos podido hacerlo y mucho menos sacar fotos a la vez.

Si queréis pasar una tarde entretenida y quedaros con un recuerdo probad. Podéis hacer pies y manos de vuestros hijos, si son mayorcitos como para estar quietos un rato. También se pueden utilizar estas piezas como paso previo para prótesis de efectos especiales, hasta ahí no hemos llegado todavía pero espero que pronto podamos investigarlo y contároslo aquí.