Archivo de la etiqueta: juguetes con palitos de helado

5 Juguetes sencillos con palitos de helado

Hoy una de juguetes para niños y grandes. (Niños con supervisión de un adulto, que no queremos accidentes).

Es una recopilación de pequeños artefactos divertidos que hemos encontrado por la red y que se hacen en un momento. Bien con palitos de helado, o de los que venden para hacer manualidades, que no sé vosotros, pero nosotros no tenemos la capacidad ni la paciencia para comer tanto helado y coleccionar los palos.

Mucha imagen y menos palabras porque se explican casi solos.

                     1 Bomba de palitos:

bomba

 

 

Con 5 palitos entrelazados de la manera que veis en la foto, podéis hacer una minibomba que saltará por los aires en cuanto soltéis uno de los palos o la lancéis contra el suelo. Hay muchas formas de entrelazarlos, incluso de hacer largas cadenas. Ésta es muy sencilla y rápida.

En este enlace de un blog genial que ya de paso os recomiendo hay otros tipos.

Eso sí, es cuestión de habilidad y paciencia, que cuando salta uno, todos los demás van detrás.

   

                  2 Arco:

arco

 

 

Necesitaréis un palito, un poco de hilo dental, y algo que sirva de flecha. Nosotros hemos optado por un bastoncillo de los oídos con una punta cortada, porque en caso de que se escape no va a hacer daño, si utilizáis como flecha un palillo de dientes y como diana un cartón, se clavará.

Para hacerlo sólo hay que dejar el palo en agua un rato para que la madera quede un poco más flexible, ya que en seco se os partirá al doblarlo.

Una vez humedecido, se le hacen unas muescas en los dos extremos para que se sujete el hilo y se ata un trozo de seda dental manteniendo el arco curvado con la mayor tansión que nos sea posible sin romperlo. (Cuidado, aunque en el vídeo que pondré luego parece que tira muy flojo, con suficiente tensión puede ir realmente rápido y si la flecha tiene punta nos podemos hacer daño).

                 3 Ballesta:

ballesta

 

 

Éste requiere un poco más de maña, pero con un tapón, una gomilla (mejor de las anchas) y dos palitos, hacemos una miniballesta.

La cosa está en hacer cuatro agujeros al tapón a 90º uno del otro, para hacer pasar por ellos los dos palos. Tened en cuenta que dos de ellos tienen que estar por encima de los otros dos para que los palos se crucen pero no tropiecen. Sobre los agujeros que corresponden al palo superior haremos otros dos agujeros redondos que será donde se cargue la flecha.

Se coloca la goma como en las fotos que os ponemos y ya tenemos miniballesta.

Nosotros hemos hecho los agujeros con un punzón y agrandado con un destornillador. Lo que aconsejo es usar un tapón de champú, o de algún bote que no sea de refresco, porque los de las botellas de refrescos normales son muy duros (y las de agua muy estrechos).

En este caso la recomendación de usar flechas sin punta es la misma. También se puede tirar muy fuerte si le damos mucha tensión a la goma.

 

 

 

 

Aquí os dejo un minivideo con los tres en funcionamiento. (Todo es más chulo a cámara superlenta, lástima que para hacer este tipo de vídeos nuestra cámara tenga poca resolución)

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=6JtXWlqJhx8[/youtube]

 

 

                      4 El Puente de Leonardo

Ya os enseñamos hace tiempo en qué consistía, podéis echar un vistazo en éste enlace

Como veis, también se puede hacer un puente autoportante con estos palitos, aunque es más un ejercicio de pulso y paciencia que de resistencia de materiales.

leonardo

                     5. Armónica

armonicaComo nos estaba quedando demasiado bélica la cosa (el puente de Leonardo también se diseñó para la guerra), el último es un instrumento musical.

En este caso hemos usado depresores de lengua de los que usan los médicos, porque son más grandes, pero se pueden hacer con cualquier cosa (sonará distinto, eso sí).

Encontramos la idea en este magnífico blog que tiene muchas otras ideas estupendas.

Nosotros lo hemos cambiado un poco. Como veis en las fotos, entre la gomilla transversal y los palos hemos metido las mismas gomillas que luego van a sujetar a los lados, una por cada lado de la goma que está tirante, para que quede un poco de separación entre las tres capas y sea más fácil obtener sonido. Además si uno de los extremos lo dejamos un poco flojo, conseguiremos distintas notas apretando más o menos mientras soplamos, y soplando más a la derecha o a la izquierda.

¡A soplar y a divertirnos jugando con los sonidos!

Esperamos que estos juguetes os resulten tan divertidos como a nosotros. ¡A disfrutar!