Llaves aladas

Comienza un nuevo curso en Hogwarts y para celebrarlo os presentamos un nuevo artículo en nuestra web.

En ésta ocasión se trata de nuestras llaves aladas, inspiradas en el fragmento en el que Harry Potter y sus amigos se encuentran con una sala llena de llaves aladas que obstaculizan su paso en la búsqueda de la Piedra Filosofal.

—¿Y ahora qué hacemos? —preguntó Ron.

—Esos pájaros… no pueden estar sólo por decoración —dijo Hermione.

Observaron los pájaros, que volaban sobre sus cabezas, brillando… ¿Brillando?

—¡No son pájaros! —dijo de pronto Harry—. ¡Son llaves! Llaves aladas, mirad bien. Entonces eso debe significar… —Miró alrededor de la habitación, mientras los otros observaban la bandada de llaves—. Sí… mirad ahí. ¡Escobas! ¡Tenemos que conseguir la llave de la puerta!

—¡Pero hay cientos de llaves!

Ron examinó la cerradura de la puerta.

—Tenemos que buscar una llave grande, antigua, de plata, probablemente, como la manija.

remolino de plumas de todos los colores, detectó una gran llave de plata, con un ala torcida, como si ya la hubieran atrapado y la hubieran introducido con brusquedad en la cerradura.

Harry Potter y la Piedra Filosofal

J.K. Rowling

Pues bien, hemos realizado para vosotros una de éstas llaves a caballo entre objeto encantado y criatura mágica.

ll4 ll9 ll7 ll6 ll2 ll1 ll11

Se trata de una llave de latón a la que le han “crecido” unas alas, que gracias a las semillas con las que las hemos hecho tienen un aspecto muy natural.

Como podéis ver, está disponible en la versión enjaulada y en la versión de semilibertad, con un soporte en forma de pinza.

¡Feliz vuelta al cole!