Archivo de la categoría: niños

Un juguete para compartir con nuestra hija

En esta ocasión os proponemos hacer un juguete para que vuestros peques puedan compartir vuestro espacio de trabajo, y es que, a pesar de que los Reyes Magos acaban de dejar sus regalitos, a nuestra hija (como es normal en los niños) le parece más divertido jugar con nuestras cosas que con las suyas, y desde que aprendió a hacer pitar el polímetro (puesto para comprobar continuidad), cada vez que lo tiene a mano lo trae para que se lo encendamos.

Ha pasado bastante tiempo desde la última vez que escribimos, y nos disculpamos por ello.

Han sido unos meses duros para nuestra familia, pero poco a poco volvemos a la normalidad.

Como no parece muy razonable que vaya pinchando por ahí a lo loco, he decidido hacerle un juguetito para que haga pitar el comprobador mientras nosotros trabajamos.

Es un sencillo juego de encontrar parejas, tocando en los puntos que están conectados entre sí.

Si bien es verdad que para poder jugar hay que tener un polímetro en casa, (y no todo el mundo lo tiene) se puede hacer con cualquier juguete roto que haya por casa, al fin y al cabo este cableado sustituirá al interruptor. De todas formas este juguete ha sido hecho expresamente para aprovechar su interés por el polímetro y va a ser utilizado bajo supervisión, los niños no deben jugar con estas cosas si no sabemos lo que hacemos.

Necesitamos una tabla, cartón gordo, o plancha de cualquier material (que no conduzca la electricidad, claro), unas imágenes por parejas para pegar en la tabla, unos remaches con lengüeta, cables, soldador, estaño, silicona caliente y algo para tapar los cables por detrás cuando esté acabado.

En realidad es tan sencillo que necesita poca explicación, así que os dejo las imágenes y poco más.

1.- Pegatinas y tabla de PVC

resized_principio

2.- Pegatinas colocadas al azar (mitad a derecha e izquierda pero desordenadas)

resized_pegatinas

3.- Se hace un agujero para cada remache (3mm) y se insertan al lado de cada pegatina.

resized_corchetes

Para evitar que giren y por tanto se puedan soltar los cables, he pegado cada remache con silicona caliente.

resized_corchetes2

Ést es el aspecto por delante:

resized_frontal4.- A la hora de cablear, procuro que queden los cables ordenados y los sujeto con silicona caliente para que no se muevan. Hay que soldar a cada lado, o si no tenemos soldador, se puede enrollar el cable en las puntas de los remaches y sujetarlo con silicona.

resized_cableado

5.- Para acabar cubrimos la superficie cableada con fieltro, goma espuma o goma EVA que es lo que he utilizado yo, para que no estén los cables y las puntas a la vista, y no se estropee. Después he fijado los bordes con cinta de carrocero.

resized_tapando resized_tapa resized_marco

Y ya está, listo para jugar a emparejar y que pite todo lo que quiera, así cuando nosotros tengamos a la vista el polímetro, María puede hacer uso de él y divertirse con nosotros.

IMG_3862 resized_probando2

Y además de divertirse poco a poco va tomando contacto con éstas cosas como hice yo de pequeña.

Ésto me recuerda, por cierto, a un trabajo que hice en el cole, ese momento en el que nos mandaban hacer un circuito sencillo que hiciese encender una bombilla, y yo (con asesoramiento de mi padre, claro) hice un mapa de España en el que se encendiese la luz cuando emparejabas cada provincia con su nombre…El resultado fue que la profesora dijo que no lo había hecho yo…. Y yo le dije con toda la tranquilidad que si quería, al día siguiente llevaba los materiales a clase y le enseñaba a hacerlo. Al final lo dejó pasar.

Pintar una camiseta con ceras de colores

Nuestra nena va creciendo por momentos y le gusta participar en lo que hacemos, así que hace unas semanas pensé que ya era momento de hacer nuestra primera manualidad juntas: Una camiseta personalizada con su nombre coloreada por ella.
Para este trabajo sólo necesitamos una camiseta, un papel y ceras de colores.

Diseño para la camisetaPara empezar recortamos el dibujo que queremos hacer en la camiseta en una hoja de papel. En mi caso lo hice en un papel adhesivo que se puede comprar en cualquier papelería, así evitaríamos que los trocitos de cera se colasen por sitios que no queríamos colorear.

Preparación de camiseta y máscaraSi utilizáis un papel normal, colocadlo con mucho cuidado sobre la tela lisa y procurad que no se levante. Para hacerlo con niños es mucho más práctico, como digo que el papel se pegue a la tela. (el pegamento que tiene no es muy fuerte, así que luego lo podremos retirar sin problemas). Y entre la parte delantera y trasera de la camiseta colocamos un cartón o varios papeles para que absorban el sobrante de cera y no se manche la espalda.

Colocación de la máscara en la camiseta

Con un sacapuntas hacemos virutitas con las ceras que queramos emplear. Yo hice un montoncito con cada color, aunque sabía perfectamente que María los iba a mezclar, y efectivamente su “decisión” fue usar todos los colores a la vez.

Comenzando con la selección de colores

Colocando colores

Creando con ceras

Diseño listo para plancharRepartimos las virutas sobre el papel con el diseño que más nos guste y al acabar, con mucho cuidado ayudándonos con una brocha, retiramos todas los trocitos que hayan quedado fuera de la zona de trabajo. (Si queda alguno fuera luego tendremos manchitas indeseadas).

Colocamos una hoja de papel sabre el dibujo con cuidado de no mover las ceras (en este caso no tenía mucha importancia puesto que los colores estaban mezclados, pero si el diseño tiene algún patrón definido se podría estropear al mover las virutas con el papel de arriba.

Fijando ceras en la camisetaEncendemos la plancha a temperatura media y sin vapor. De esta manera tardaremos un poco más en derretir la cera, pero si la ponemos muy fuerte o planchamos demasiado tiempo, se extenderá demasiado la grasa de la cera por los bordes del dibujo dejándolo poco definido.

Ceras pegadas a la camiseta
Cuando pasamos la plancha veremos cómo se funden las ceras y el papel va absorbiendo el exceso, así que es muy fácil intuir cuándo parar.

Nada más acabar de planchar se quita el papel superior y se deja enfriar.

Retiramos la máscara

Ya podemos quitar el papel con la plantilla y ¡listo!, ya tenemos una camiseta nueva.

Camiseta terminada

Camiseta con ceras de colores

Se puede, por supuesto, hacer el dibujo sin plantilla, todo es cuestión de maña. Y también puede ser divertido que los niños más grandecitos hagan un dibujo con ceras blandas sobre la tela y luego fijarlas con la plancha. Yo aún no he probado, porque Maria es muy pequeñita, pero creo que para eso sería mejor utilizar una tela un poco más rígida (una loneta o algo así) para que no se deforme mientras se pinta, y después coserla sobre una camiseta..

Estas camisetas se pueden lavar en la lavadora tranquilamente, aunque es recomendable hacerlo con la prenda del revés y con agua fría.

5 Juguetes sencillos con palitos de helado

Hoy una de juguetes para niños y grandes. (Niños con supervisión de un adulto, que no queremos accidentes).

Es una recopilación de pequeños artefactos divertidos que hemos encontrado por la red y que se hacen en un momento. Bien con palitos de helado, o de los que venden para hacer manualidades, que no sé vosotros, pero nosotros no tenemos la capacidad ni la paciencia para comer tanto helado y coleccionar los palos.

Mucha imagen y menos palabras porque se explican casi solos.

                     1 Bomba de palitos:

bomba

 

 

Con 5 palitos entrelazados de la manera que veis en la foto, podéis hacer una minibomba que saltará por los aires en cuanto soltéis uno de los palos o la lancéis contra el suelo. Hay muchas formas de entrelazarlos, incluso de hacer largas cadenas. Ésta es muy sencilla y rápida.

En este enlace de un blog genial que ya de paso os recomiendo hay otros tipos.

Eso sí, es cuestión de habilidad y paciencia, que cuando salta uno, todos los demás van detrás.

   

                  2 Arco:

arco

 

 

Necesitaréis un palito, un poco de hilo dental, y algo que sirva de flecha. Nosotros hemos optado por un bastoncillo de los oídos con una punta cortada, porque en caso de que se escape no va a hacer daño, si utilizáis como flecha un palillo de dientes y como diana un cartón, se clavará.

Para hacerlo sólo hay que dejar el palo en agua un rato para que la madera quede un poco más flexible, ya que en seco se os partirá al doblarlo.

Una vez humedecido, se le hacen unas muescas en los dos extremos para que se sujete el hilo y se ata un trozo de seda dental manteniendo el arco curvado con la mayor tansión que nos sea posible sin romperlo. (Cuidado, aunque en el vídeo que pondré luego parece que tira muy flojo, con suficiente tensión puede ir realmente rápido y si la flecha tiene punta nos podemos hacer daño).

                 3 Ballesta:

ballesta

 

 

Éste requiere un poco más de maña, pero con un tapón, una gomilla (mejor de las anchas) y dos palitos, hacemos una miniballesta.

La cosa está en hacer cuatro agujeros al tapón a 90º uno del otro, para hacer pasar por ellos los dos palos. Tened en cuenta que dos de ellos tienen que estar por encima de los otros dos para que los palos se crucen pero no tropiecen. Sobre los agujeros que corresponden al palo superior haremos otros dos agujeros redondos que será donde se cargue la flecha.

Se coloca la goma como en las fotos que os ponemos y ya tenemos miniballesta.

Nosotros hemos hecho los agujeros con un punzón y agrandado con un destornillador. Lo que aconsejo es usar un tapón de champú, o de algún bote que no sea de refresco, porque los de las botellas de refrescos normales son muy duros (y las de agua muy estrechos).

En este caso la recomendación de usar flechas sin punta es la misma. También se puede tirar muy fuerte si le damos mucha tensión a la goma.

 

 

 

 

Aquí os dejo un minivideo con los tres en funcionamiento. (Todo es más chulo a cámara superlenta, lástima que para hacer este tipo de vídeos nuestra cámara tenga poca resolución)

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=6JtXWlqJhx8[/youtube]

 

 

                      4 El Puente de Leonardo

Ya os enseñamos hace tiempo en qué consistía, podéis echar un vistazo en éste enlace

Como veis, también se puede hacer un puente autoportante con estos palitos, aunque es más un ejercicio de pulso y paciencia que de resistencia de materiales.

leonardo

                     5. Armónica

armonicaComo nos estaba quedando demasiado bélica la cosa (el puente de Leonardo también se diseñó para la guerra), el último es un instrumento musical.

En este caso hemos usado depresores de lengua de los que usan los médicos, porque son más grandes, pero se pueden hacer con cualquier cosa (sonará distinto, eso sí).

Encontramos la idea en este magnífico blog que tiene muchas otras ideas estupendas.

Nosotros lo hemos cambiado un poco. Como veis en las fotos, entre la gomilla transversal y los palos hemos metido las mismas gomillas que luego van a sujetar a los lados, una por cada lado de la goma que está tirante, para que quede un poco de separación entre las tres capas y sea más fácil obtener sonido. Además si uno de los extremos lo dejamos un poco flojo, conseguiremos distintas notas apretando más o menos mientras soplamos, y soplando más a la derecha o a la izquierda.

¡A soplar y a divertirnos jugando con los sonidos!

Esperamos que estos juguetes os resulten tan divertidos como a nosotros. ¡A disfrutar!