Archivo de la categoría: El señor de los anillos

El Señor de los Anillos

Grabado al ácido

 

 

Vamos probando nuevas técnicas y esta vez le ha tocado al grabado al ácido.

En principio parecía un asunto más delicado del que ha acabado siendo, pero teniendo cuidado de no manchar donde no se debe y con unas buenas plantillas se pueden conseguir unos resultados muy buenos.
El líquido que se usa para grabar se puede comprar en tiendas de manualidades, aunque debe ser una bastante especializada, porque es un producto relativamente caro y no todas lo tienen.

Aquí tenemos unos vasitos en pleno proceso:

Sobre todo, hasta donde hemos visto hay dos complicaciones más o menos importantes:

La primera es que como todos sabemos no es lo mismo cristal que vidrio y aún siendo vidrio, no todos son iguales, de manera que los resultados no son los mismos según el material. (Ante la duda, como en todo, mejor si podemos hacer una prueba).

La segunda es que según qué pieza estemos grabando puede ser complicado poner la plantilla. Si es una superficie relativamente plana no tendremos problema, y una vez pegada la máscara sólo hay que dar una capa uniforme del producto de grabado y dejarla secar. Ya seca sólo tendremos que lavarla con agua. También se puede hacer por inmersión, pero a mí me parece una complicación innecesaria, al menos con la marca que yo he utilizado, que es bastante espesa y se queda bien colocada con un pincel.
Nuestra primera prueba fué un jarrón con el “Árbol Blanco” del escudo de Gondor, de El Señor de los Anillos (para ponerlo junto a nuestro espejo de Las puertas de Moria)

Es más problemático en un a pieza tipo vaso. El mero hecho de ser una superficie cilíndrica ya nos hace tener en cuenta la longitud total de la circunferencia, pero además, buena parte de los vasos son ligeramente cónicos, de manera que si pretendemos colocar un dibujo que recorra la pieza entera nos encontraremos que la parte superior de la máscara tendrá un radio diferente a la inferior, lo que nos lleva a deformaciones y arrugas indeseables, puesto que cada arruga es una posibilidad de que el líquido entre por donde no debe y perdamos definición.

Hasta donde sabemos, ésto sólo lo podemos solucionar haciendo pequeñas modificaciones en el diseño de la máscara y siendo muy cuidadosos a la hora de pasar el pincel si hay alguna arruga. Pero bien vale un poco de cuidado, cuando el resultado va a ser una cerveza bien fresquita al estilo de la Tierra Media.

Éste vaso tiene alrededor la inscripción del Anillo Único. Esto es lo que dice en lengua común, en una traducción bastante fiel:

Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos.
Un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

Una vez aprendido lo básico ya nos podemos atrever con cualquier tipo de personalización, desde iniciales hasta imágenes. Cambiando de saga, nos animamos a hacer un juego de chupitos con los escudos de cuatro de las casas de Juego de Tronos. Los tenéis disponibles en nuestra tienda.

Mapa de la Tierra Media

La idea de hacer este mapa salió simplemente de las ganas de probar un grabador de vidrio “Dremel Engraver” que Miguel me regaló. No se trata de una herramienta giratoria como la mayoría de herramientas de Dremel, si no un punzón que va hacia adelante y hacia atrás.

Dremel Engraver
Dremel Engraver

La realización es sólo cuestión de paciencia, puesto que el dibujo es calcado, así que fue cuestión de un par de tardes.

Primer día de grabado
Primer día de grabado

Pues bien, pensé que las partes grabadas brillarían si le ponía una iluminación lateral, aunque no es fácil que quede una luz homogénea.

Primera prueba de iluminación
Primera prueba de iluminación

Para poder poner una tira de leds e iluminar el contorno tuve que hacer un marco a medida con hueco suficiente. Estas tiras se venden en tiendas de electrónica, y aunque algunas vienen ya con su fuente de alimentación propia, normalmente las venden de 9v, 12v y 24v.

Resultado final sin luz
Resultado final sin luz
Resultado final iluminado
Resultado final iluminado

La pena es que en el primer viaje que hizo en coche desde el taller donde le hice el marco hasta casa… se rompió el cristal por la mitad. Bueno, a lo mejor algún día repetimos.

Rotura
Rotura

(El cristal era de un marco de esos que van montados sin moldura, así que es fácil encontrar uno de la misma medida, es algo que hay que tener en cuenta al hacer manualidades, buscar materiales que sean fácilmente reemplazables, si partimos de algo que nos encontramos y que nos inspira…será también una manualidad, pero una pieza única)

Di “amigo” y entra.

¿Y por qué no ponemos las puertas de Moria? Esta fué la pregunta que le hice a mi mujer cuando no sabíamos que hacer con el gran espejo que tenemos en la entrada del piso. Lógicamente la respuesta fue un sí rotundo.
Pues nada, dicho y hecho, una semana después estaba decorado el espejo.
Lo primero que hicimos, bueno, mi mujer, fue dibujar las Puertas de Moria para poder cortarlas después en vinilo para después pintarlo en el espejo. Una vez dibujadas, cortadas en vinilo y numeradas nos pusimos manos a la obra para colocar los vinilos, unos 11. Ya colocados retiramos el vinilo que nos sobraba para poder pintar. No está de más que diga que los vinilos eran para utilizarlos como máscara. Posteriormente le dimos con barniz al agua.

Puertas de Moria
Puertas de Moria

La imagen anterior está sacada de una página de dibujos de Tolkien llamada Anarda.

Ahora os cuento la anécdota de porqué elegimos barniz al agua como “pintura”. Cuando hicimos el taller, lo forramos de madera para que fuera mas acogedor. Pues bien, cuando lo barnicé se ve que no lo hice muy bien ya que algunas gotas de barniz cayeron en la ventana. Cuando mi mujer vió el efecto del barniz en el cristal dijo que tenía el mismo efecto que si hubieramos pintado un cristal al ácido. Pues si, es verdad daba esa impresión, con la ligera diferencia que el barniz, si no te gusta, lo puedes quitar. Y hasta aquí el momento anécdota del barniz.

Aqui debajo teneis como quedó el espejo, a nosotros nos encanta y a muchos de nuestros amigos también. La verdad es que llama muchísimo la atención y es lo primero que se ve al entrar en casa.

Espejo Puertas de Moria
Espejo Puertas de Moria